En Rumbos hemos desarrollado un programa de acompañamiento y apoyo al trabajo que realizan los maestros y maestras en el aula. Este programa inicialmente lo llamamos “A qué huele mi clase” y fue mención honorífica en la II edición de los premios a la educación de la Fundación Claudio Naranjo.

Consideramos que la mejor manera de trabajar es haciéndolo con el profesorado, los niños y niñas y las familias, aunque nos ajustamos a las necesidades de cada centro, siendo nosotros los que nos desplazamos al centro que nos requiera.

Se inicia y termina con el curso escolar y se realiza a través de una sesión al mes de dos horas y media en Rumbos o en el centro educativo.

Los contenidos que se trabajan en las sesiones se diseñan junto con el tutor, por lo que se adaptan a las necesidades detectadas en el grupo de alumnos.

Además, se realiza un trabajo de asesoramiento entre una sesión u otra para ver cómo trabajan en el aula lo aprendido en Rumbos y si el tutor tiene alguna dificultad.

Si desea más información, póngase en contacto con nosotros

Share This