El coaching es un proceso que, a diferencia de otras disciplinas o corrientes relacionadas con el crecimiento personal, se plantea desde un enfoque hacia el futuro partiendo de la toma de consciencia de cómo estamos en el presente, aquí y ahora.

La relación con el Coach

En la relación que se establece durante el proceso, el Coach funciona de espejo. Proporciona las preguntas necesarias para que la persona, poco a poco, vaya cambiando la perspectiva de aquello que no le permite avanzar, y lo acompaña en ese cambio que proporciona ver las cosas desde otro enfoque.

Por ello, no da respuestas, opiniones, ni soluciones a las inquietudes de cada uno, sino que refleja las capacidades y dones que cada uno tiene para que sean ellas mismas las que nos hagan darnos cuenta del camino que tenemos que seguir.

El coaching es un proceso muy bonito y revelador, además de aprender que tienes las herramientas suficientes para que en otros momentos de tu vida, puedas realizar ese cambio de perspectiva y ver las cosas de forma más clara.

 

 La respuesta siempre la tenías delante, solo necesitabas verla.

 ¿Para quién?

El Coaching está indicado especialmente para personas que:

  • Quieran comenzar o estén comenzando un proyecto nuevo y necesite ver con claridad y seguridad los pasos que quiere seguir.
  • Tengan que tomar decisiones ante situaciones familiares, personales o laborales que le impiden estar tranquilo y descansar.
  • Ver con claridad situaciones que tienes bloqueadas en tu vida.
  • Deben preparase una prueba o acceso a un empleo, examen o conversaciones clave.
  • Personas que no saben qué camino elegir en su vida.

Y todas aquellas que deseen aprender herramientas clave para tomar decisiones en el día a día.

Si desea más información, póngase en contacto con nosotros

Share This